91 890 70 93 – 629 93 95 81 - San Lorenzo del Escorial - Madrid direccion@museocoliseo.com

Comprende 2 periodos

 

Primer periodo

1771-1833

Comprende este periodo, desde la inauguración del Real Coliseo en el otoño de 1771 ante la presencia de Carlos III con una ópera interpretada por la Compañía de los Reales Sitios, hasta la muerte del Rey Fernando VII, su nieto, en 1833, que retoma la costumbre del recorrido anual por los Reales Sitios una vez acabada la guerra de Independencia contra los franceses.

Con Fernando VII puede considerarse, que con este monarca nacido en El Escorial, acaba el tiempo del uso del Coliseo de acuerdo con la función para la que fue creado por Carlos III, y continuada por Carlos IV, María Luisa de Parma y Godoy, para el entretenimiento de la Corte en las jornadas otoñales en el Real Sitio de San Lorenzo.

Los espectáculos de este primer período son los adecuados al nuevo Coliseo, creados en algunos casos bajo influencia francesa o italiana, pero es predominante la influencia de la cultura y el gusto del pueblo o “majismo” sobre el refinado gusto de la Corte, lo cual se aprecia en la programación y tipo de espectáculos.

Cronología

1770. Primera piedra del Real Coliseo de San Lorenzo del Escorial, también se construye la Casita del Infante D. Gabriel como sala de música.

1771. Inauguración del Coliseo por la Compañía de los RR. SS. con Carlos III presente interpretándose una ópera.

1779-1783. Juan de Villanueva acaba el remate del pórtico-pasadizo que unía el Coliseo con la 1ª Casa de Oficios. En 1783 muere el P. Antonio Soler.

1784. Se le llama Teatro de las óperas.

1788. Muere Carlos III y el Infante D. Gabriel.

1789. Se nombra gobernador político y militar del real sitio a V. Pedrosa y se dictan las Instrucciones para el Gobierno del Real Sitio de San Lorenzo, que incorpora un apartado relativo al Coliseo.

1792-1793. Juan de Villanueva realiza reparaciones en el Coliseo y en la Casa de Cómicos.

1807-1808. Se da acceso a las “faldiqueras” en especial la de Godoy por la Plaza del Coliseo (hoy Plaza de Benavente), para que pudiera pasar hasta su localidad sin ser visto,  y se intenta convertir el Coliseo en una Iglesia. Se cierra el Coliseo por la invasión francesa.

1814. Regresa Fernando VII a España. El Coliseo está convertido en acuartelamiento de tropas francesas y de los aliados.

1817-1818. El Alcalde Mayor pide ayuda, sin éxito, para restaurar el Coliseo, que es cedido al municipio, pero el uso y el funcionamiento siguen siendo por cuenta de la  Corona.

1820. Nueva Constitución. Vuelven las jornadas de otoño y se reemprende la actividad con la compañía de Bernardo Avecilla y Joaquín Caprara.

1824-1830. Se repone la escenografía por Antonio Marín, decorador y pintor de los teatros de los RR.SS, y como compensación se le concede el usufructo del teatro por 6 años, actuando durante este tiempo la Compañía de los RR.SS. dirigida por Andrés Toribio.

1825. Toribio entrega al Ayuntamiento las llaves del teatro.

1833. Muere Fernando VII y desaparece las jornadas anuales de la corte en el otoño.

Segundo periodo

1833-1900

Con la Reina Isabel II, que no tenía apego al Escorial ya que al parecer decía “que no quería venir a estar tiempo en El Escorial, que bastante estaría ya después muerta en el Panteón”, se acaban las jornadas del recorrido por los RR. SS. comenzando ya la pugna de la Corona con el municipio sobre la propiedad y administración del Coliseo, porque efectivamente Carlos III así lo dice en el plano de H. Merlo de 1785 “Coliseo cedido al Real Sitio”. 

Por ello pasa ya a denominarse Teatro del Real Sitio y se separa para siempre de las Casas de Oficios derribándose en 1870 el pasadizo originario que atravesaba la calle del Coliseo (hoy Floridablanca).

Acaba el siglo con la abdicación de Isabel, la presencia corta de la corte nueva de la dinastía de Saboya, comenzando a continuación el reinado de Alfonso XII y la Regencia de María Cristina que al final de su mandato vende a particulares el Coliseo de acuerdo con las leyes de desamortización.

No solamente se acaba el siglo, ya sin ser el Coliseo un teatro real ni municipal, pues también finaliza el siglo con la pérdida en 1898 de lo que quedaba del imperio español (Cuba, Puerto Rico y Filipinas) y llega la depresión de la generación del 98. 

 

Cronología

1848. La Corona no está conforme con el uso que se hace del Coliseo por el Ayuntamiento del Real Sitio e intenta que le sea devuelto de nuevo, junto con otras fincas y posesiones de su antigua propiedad que habían pasado a manos de particulares.

1850. Nueva reclamación de la Corona al Ayuntamiento para recuperar la propiedad. El comediógrafo Lucini repara y pinta el interior del Coliseo.

1855. Inscripción registral a favor del Estado al hallarse comprendido en la Ley de Desamortización de Pascual Madoz.

1861. Se estrena la zarzuela “El embargo” de Manuel Fernández Caballero.

1869. La Corona vende la finca del Coliseo a particulares.

1870. Se derriba el pasadizo en soportal que cruza la calle Coliseo (hoy Floridablanca) y que lo unía con las Casas de Oficios, se segregan partes de la manzana quedando solo el Coliseo y la Casa de Cómicos, situada tras el escenario. Se revoca la fachada y se introduce un par de rosetones con los bustos de Lope y Calderón, que han estado hasta su restauración. Se generaliza el uso de los programas de mano y se le empieza a denominar Teatro del Real Sitio de San Lorenzo. 

1890. Las Ordenanzas municipales de San Lorenzo son de aplicación a los espectáculos del Coliseo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
EnglishFrenchSpanish